Nadie se cuestiona si somos algo más que un libro en blanco al que hay que mostrar la manera en que debe redactar su vida.